martes, 19 de junio de 2018

Inglaterra desde San Petesburgo (I)

0

Fotografía: thefa.com
El Mundial está dejando una primera jornada de duelos complicados, donde incluso las máximas favoritas no se están imponiendo con determinación en sus partidos. En Rusia se está viviendo en un contexto donde el orden defensivo está tomando un gran papel para que no haya un rival fácil, o al menos, intentar paliar todos los defectos con disciplina entre unos y otros jugadores. Inglaterra comenzaba su Mundial ante Túnez, un rival cualitativamente menor pero que en los amistosos había demostrado poder ser un hueso duro.

lunes, 18 de junio de 2018

Una dupla que ilusiona

0


Inglaterra vive un momento de transición donde cada una de las piezas que tienen relevancia en el presente pueden ser las que asienten mucha de la competitividad que tenga la selección en el futuro. Gareth Southgate cuenta con jugadores que siguen su idea, se adaptan a lo que pide y tratan de ofrecer la mejor versión posible. Y dentro de todos los jugadores que han viajado a Rusia, seguramente haya dos de los que más depende el combinado inglés. Dos futbolistas por los que podrían pasar muchas de las posibilidades de Inglaterra en el presente Mundial, y que serán aún más importantes de cara al futuro.

lunes, 11 de junio de 2018

Un banquillo que aporte

0


El futuro de Inglaterra en Rusia seguramente dependerá en parte del papel que puedan tener los revulsivos que tiene Southgate dentro de la plantilla. Y es que el combinado inglés se presenta en el Mundial con un banquillo donde habrá muchas opciones de cara a lo que se pueda ofrecer en ataque. Una plantilla que algo lejos de la presión de hace años, tiene ante sí la posibilidad de mostrar una buena imagen, e incluso los que no sean titulares pueden tener un papel relevante dentro de lo que pueda suceder en los partidos. Es por eso que pese a partir como actores secundarios, más de uno podría acabar siendo protagonista 

Nombre por nombre para atacar

Marcus Rashford: seguramente ese futbolista que ocupe el lugar más importante dentro de los secundarios. A Southgate le ofrece una posibilidad en ataque de cara al sistema que utiliza, pero todos los problemas que puede resolver el joven jugador del Manchester United se ponen en manifiesto. Rashford es un futbolista que ha demostrado tener una gran capacidad para moverse. Jugando en su club la mayoría de veces como jugador de banda, como teórico punta ofrece la posibilidad de tener presencia tanto en el juego interior como sobre todo movimiento sobre las bandas. Y es que busca tener contacto con el balón, y en el uno contra uno puede llegar a ser demoledor.

Jesse Lingard: a la espera de su posible titularidad (ha sido uno de los futbolistas fijo para el seleccionador siempre), es uno de los "centrocampistas" que seguramente tendrán repercusión en el equipo. Su capacidad para jugar por tres cuartos de campo dan importancia a todo lo que pueda aportar saliendo desde el banquillo. No es un futbolista excelente, pero si trabaja, interviene, se mueve y tiene ciertos momentos de lucidez donde puede hacer mucho daño a los rivales. Uno de los jugadores que pueden otorgar más pegada a la selección.

Loftus-Cheek: puede convertirse en una de las "sorpresas" de Inglaterra de cara al Mundial. Su mejor posición es la de interior, pero durante la temporada en el Crystal Palace se ha movido mucho entre las bandas y la mediapunta. Jugador con un gran físico, pero que lejos de ello no impiden que sea bueno técnicamente y capaz de asociarse en el centro del campo o más arriba. Puede ir ganando peso con el paso de los partidos y ofrecer a su seleccionador ciertas respuestas de cara a tener algo diferente cerca del centro del campo.

Fabian Delph: su temporada en el Manchester City no ha pasado desapercibida, y lejos de poder posicionarse como uno de los laterales izquierdos suplentes de la selección, parece que Southgate le tiene presente para el centro del campo. Bueno en lo asociativo, y sobre todo capaz de aprovechar bien los espacios que puede dejar el rival para subir hacia arriba. En el Aston Villa mostró una imagen como interior con conducción y cierta llegada, escorándose a la banda izquierda. En el Manchester City ha mostrado cierto poso a la hora de correr y también de intervenir.

Jamie Vardy:  un delantero para morder a la defensa rival. Rompe un poco con algunas cosas de las que lleva Inglaterra en ataque, ya que es un futbolista muy guiado a ir a los desmarques de ruptura y pelearse con las defensas rivales. Puede ser un buen revulsivo de cara a que los centrales rivales tengan que estar pendientes de un jugador mientras los demás atacantes intentan gestar las jugadas. Además, con el paso del tiempo ha ganado mucha facilidad para el remate, lo cual es bueno para su selección teniendo en cuenta que a veces les cuesta disparar.

Danny Welbeck: seguramente no sea de las primeras opciones de su seleccionador, pero su buen final de campaña vislumbran que es capaz de aportar en cualquier tipo de situaciones. A Welbeck le empuja más la cabeza que sus piernas para hacer las jugadas. Es un futbolista mejor que lo que sus acciones acaban reflejando muchas veces, y suele comprender bien qué hacer en distintos contextos. En el ataque posiblemente no sea ese jugador que acabe definiendo, pero si el punto intermedio para conseguir llegar al mejor delantero.

Inglaterra tiene en su banquillo posibilidades, casi todas distintas. Eso sí, es una selección marcada por la verticalidad, o al menos ese juego que intenta llegar a la zona de tres cuartos de campo para que a partir de ahí se geste todo lo que pueda otorgarles posibilidades de cara a crear ocasiones de peligro. Southgate tiene en su mano el poder cambiar el devenir de los partidos si no ve lo que le gusta. El plan establecido será el mismo seguramente, pero estos actores desde el banquillo pueden introducir cosas que otorguen una mayor comodidad al camino.

domingo, 10 de junio de 2018

El centro del campo como puente

0

Fotografía: express.co.uk
Inglaterra viene adoleciendo desde hace tiempo el cubrir su centro del campo con jugadores que tengan peso dentro del equipo y consigan ser igual de relevantes que el resto de piezas que conforman los onces. Gerrard fue uno de los últimos intentos por hacer crecer la zona del mediocentro, y otorgar ciertas posibilidades a una posición que más que huérfana se encontraba en cierta manera deshabitada. No funciono, y la exigencia imposibilitaba mirar al futuro con el ex-jugador del Liverpoo. Sin embargo, tras él, la reconversión de Henderson seguramente es lo que empuja a Southgate a tener cierta esperanza en la salida de balón inglesa, ya que pese a no ser un gran elemento en este aspecto, el futbolista del Liverpool si es un jugador con dotes para poder intentar ser un organizador, o al menos acercarse a ello para su selección.

sábado, 9 de junio de 2018

Un sistema para Southgate

0

Fotografía: thefa.com
El camino de Inglaterra hacia Rusia no se puede decir que haya sido un camino donde no haya habido pruebas. Desde la llegada de Southgate al banquillo, la selección inglesa no solamente ha visto como numerosos jugadores pasaban por las convocatorias, sino que su entrenador ha tratado de encontrar con insistencia el mejor sistema para sus futbolistas. Y parece que a base de probaturas ha acabado dando con el que es para él, el idóneo de cara a llevar a cabo su plan. Porque a Southgate, de alguna manera, desde que tomara el mando inglés desde un principio, le han llegado la influencia de los sistemas con 3 centrales (defensas de 3 o 5 jugadores, según se quiera decir). Ya lo probó en sus primeros partidos, y ahora en la recta final para llegar a Rusia preparado, ha sido su apuesta.

sábado, 26 de mayo de 2018

Un puente para todos

0

Fotografía: liverpoolfc.com
Que todos los focos en la temporada del Liverpool vayan hacia Salah es algo lógico. La campaña del egipcio es algo descomunal, fuera de cualquier lógica y por encima de cualquier expectativa que pudiera haber cuando se hizo oficial su fichaje por el equipo de Merseyside. Pero en la historia de Salah entran factores que han influido para que todo haya ido sobre ruedas. El mayor artífice ha sido Klopp, que ha modificado su forma de jugar para que sacara el mayor partido del que a posteriori acabaría siendo el máximo goleador de la Premier League. Y de la mano del técnico alemán, Firmino ha sido la extensión perfecta para que hayamos visto la mejor versión del extremo derecho del Liverpool. El acompañante ideal para dar pie a todo lo que se ha visto durante estos meses. Porque, seguramente, si no hubiera estado a su lado Firmino no habríamos visto a este Salah.